FALSOS MITOS DE LA COCINA ITALIANA- 1. La Carbonara

La cocina italiana, popular en el mundo entero, es la más malinterpretada de todas las cocinas y es por ello que hemos decidido incluir en nuestro blog una serie de entradas bajo el nombre «Falsos mitos de la cocina italiana«.

¿Estas listo para descubrir la bella gastronomía Italia? ¡Comenzamos hablando de los espagueti carbonara!

¿Te suena este anuncio?

Nada más lejos de la «realidad» española, pero es un mito que la salsa carbonara ¡lleve nata o leche evaporada!. ¿ Es posible qué una marca como Nestlé haga este tipo de anuncios para vender su producto? A nosotros nos dejó los ojos como platos y más con la información que circula hoy en día en Internet.

Pero también le ocurre a famosos chef … que se lo digan a la famosa y televisiva chef británica Nigella Lawson, quien añadió nata a su clásico plato de espagueti a la carbonara, o a su colega Jamie Olivier que después de hacer una paella con chorizo, hizo un delicioooooso pastel de spaguetti carbonara.

Los italianos se quedaron todo cabreados, al igual que los valencianos cuando vieron la paella de Gordon Ramsay con su vino de jerez y sus chiles.

Y es que con tal de ser creativos… muchos cocineros profesionales y mediáticos versionan recetas tradicionales de las formas más loca (ahora con la moda de la cocina fusión parece que todo vale). Nos dicen que conocen perfectamente cómo se hace A y acaban perpetrando Z. Y así, ¿quién se aclara, verdad?

Muchos de vosotros ya lo sabéis porque italianos, youtubers, cocineros de todo el mundo (de este mundo), incluso amigos y familiares, nos lo han dicho una que otra vez… ¡¡¡la carbonara no lleva nata!!! Pero entonces, que lleva???

Andrea Tumbarello, conocido como el Rey de la trufa y visto en television en programas como Master Chef, ha realizado varias entrevista en distintos medios para promulgar los errores de la cocina italiana y en relación a la carbonara esto es lo que nos comenta.

«El plato más maltratado en la cocina italiana es la carbonara. Es que le echan de todo y es una receta muy sencilla; es tan fácil… La yema de dos buenos huevos de corral de verdad, queso pecorino romano rallado, pimienta negra molida como el carbón, que por eso se llama carbonara, y guanciale, que es parte de la carrillada del cerdo, aunque también se le puede poner tocino ibérico».

«La pasta tiene que ser exclusivamente espagueti y tiene una razón: si le metes unos tagliatelle se queda demasiado pegado y chupa demasiado al ser más gordo. Hay versiones. La del norte es la bosconara (un bosque en el plato), con boletus y trufa en lugar del guanciale, y la del sur es la gambonara con gamba roja. ¡Sin queso!>>

Todo lo que sea diferente a estos ingredientes será, como dice Andrea Tumbarello, una cabronada no una carbonara…

Buon Appetito!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.