FALSOS MITOS DE LA COCINA ITALIANA- 2. Cocción de la pasta

Antes de seguir avanzando en otros temas de especial importancia relacionados con la cocina italiana teníamos que hacer una parada más que importante en el mundo de las pastas, y esta es LA COCCIÓN.

Cocer bien la pasta es la premisa número 1 de la elaboración de cualquier plato que queramos preparar, y su mala ejecución puede arruinarnos nuestra preparación o no sacarle el partido que se merece a una buena receta. Veréis que es algo sencillo pero como seres humanos que somos tendemos a complicar las cosas…

Cualquier italiano con el que hables te dirá que para cocer la pasta sólo necesitas agua y sal, nada de aceite (tampoco hoja de laurel), y que es fundamental cocerlo en abundante agua para que la pasta tenga espacio suficiente y no se pegue. ¿por qué no hacerle caso?

Es más, te digo porqué no debes añadirle aceite, y es que sé que tu intención es que no se pegue, pero el aceite se queda en la superficie y no se mezcla con el agua por lo que no sirve en absoluto para nada. Además se puede crear una película en la pasta que lo que va a hacer es impedir que la pasta coja el sabor de la salsa y ¡esto no te conviene en absoluto!

Por otro lado habrás oído hablar del concepto «al dente», pues bien se inventó por algo, y esto fue para no dejar la pasta ni dura ni pasada, sino justo en su punto. Si has viajado a Italia habrás notado que se suele servir con menor cocción de lo estamos acostumbrados en España, y es que para ellos una pasta pasada es como para nosotros un arroz pasado, un verdadero sacrilegio.

El tiempo de cocción dependerá mucho del grosor de la pasta y del trigo con el que se elabore entre otras cosas, y he de decirte que no te sirve para nada lanzar el spaguetti contra el azulejo de la cocina para saber si esta listo como en las películas. ¿quién no lo ha hecho alguna vez? Este es un falso mito también muy extendido, pero es mejor que te ahorres el spaguetti y que lo pruebes, ni más ni menos, o algún día vendrá la mamma italiana a regañarte.

Llega el momento de sacar la pasta del agua de cocción, y a algún lumbreras se le ocurrió la brillante idea de pasarlo por el grifo para cortar la cocción (podría tener sentido si se quiere hacer una ensalada pero aún así no es buena idea). Siento decirte que es otro falso mito, porque el agua fría lo que va a hacer es arrastrar el gluten lo que trae como consecuencia una pérdida de sabor y consistencia. Si vas a amalgamar la pasta con la salsa de tu preparación en una sartén sólo tienes que sacar la pasta del agua de cocción un poco antes e inmediatamente a la sartén (ya que con el calor residual se sigue cocinando), y te quedará perfecta (acuérdate de guardar agua de cocción de la pasta para ligar la salsa o aligerarla si está lo requiere).

Y una vez cocinada, en su punto y con el aderezo correspondiente llega el punto de comernos nuestro delicioso plato de pasta… ¡y es cuando pides que te pongan la cuchara que no ves por ningún lado en la mesa!

[NOTA: tras las sucesivas idas y venidas de nuestro personal, hemos de reconocer que en nuestro restaurante hemos optado por ahorrarnos los viajes y ponértelo en la mesa, pero es como el tenedor cuando vas a comer sushi, ¡preferimos que no la uses!].

La pasta no es una sopa, así que se come con tenedor. Sólo se requiere de un poco de práctica para hacer pequeños nidos e ir comiendo. Es un plato muy versátil y para todas las edades que ha ido ganando adeptos tras aumentar su consumo en la época del confinamiento.

Son varios los estudios publicados desmintiendo la mala fama de los carbohidratos contenidos en la pasta para la incorporación de ésta a nuestra dieta y se ha demostrado que combinar la pasta con productos saludables o consumirla en su versión integral es incluso beneficiosa para nuestro organismo y para la bajada de peso.

En Post Fata Resurgo elaboramos nuestra propia pasta fresca con huevos ecológicos y producto traído directamente de Italia así que te animo a que pruebes nuestros platos y ¡sigas descubriendo el maravilloso mundo de la pasta!

Buon Appetito!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.